De acuerdo con la información, no se conocen los detalles de cómo se realizó el traslado de las piezas -incluso algunas continúan bajo sospecha de ser falsas-. El diario asegura que un despacho de abogados de Madrid, Irías Abogados, se hizo cargo de la gestión para sacar las piezas de Alemania y llevarlas a Francia, en donde esperan su destino final en España. La colección, añade el periódico español, podría ascender a 89 millones de dólares. Además, las piezas sobre las que cae la sospecha de ser falsas esperan dictámenes de expertos internacionales y de la financiación.

Los países que reclaman piezas, entre ellos México, podrían reactivar el proceso en España. Sin embargo, según Juan Antonio Molina, responsable del departamento de arte del despacho de abogados, la colección “está limpia” y “está todo ganado en los tribunales”, por lo que los países “han perdido su oportunidad”. México estaba a la espera de la restitución del lote de 691 piezas de la colección Patterson, que las autoridades alemanas mantenían incautadas en Munich. En noviembre de 2015 la Procuraduría General de la República (PGR), el INAH y la Secretaría de Relaciones Exteriores se encontraban gestionando ante las autoridades alemanas la restitución de las piezas.

Fuente: El Sur, el periódico de Guerrero.

Print Friendly, PDF & Email