Con motivo del Día Nacional de la Promoción y Detección de la Prueba del VIH, celebrado este 28 de noviembre del 2014, la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado instaló módulos de información y aplicación de pruebas rápidas de VIH.

Diana Arceo Sánchez, Directora de Servicios de Salud, señaló que desde las nueve de la mañana los ciudadanos se dieron cita en el módulo instalado en el Mercado “Pedro Sainz de Baranda”, a la altura de la Alameda, donde el personal del departamento de Medicina Preventiva de la Secretaría de Salud brindó pláticas y aplicó las pruebas rápidas de detección.

“Estas acciones son simultáneas en los municipios de Escárcega y Carmen, donde también nos da gusto que mucha gente de distintas edades se acercó a preguntar cómo prevenir el VIH/SIDA; también se aplicaron las pruebas rápidas y se le entregó preservativos a las personas que lo solicitaron”, dijo.

Informó que a las personas que se aplicaron la prueba rápida se les hizo entrega de una carta, donde se expresa el consentimiento informado para la realización de la prueba rápida de detección de anticuerpos de VIH, y señaló que este documento va firmado por el interesado y el trabajador de Salud que aplicó la prueba.

Por esta razón, Arceo Sánchez aseguró que la prueba rápida es voluntaria y confidencial, el resultado es entregado de manera personal, por lo cual, solamente el personal de Salud debe conocer el resultado para orientar al ciudadano, y bajo ninguna circunstancia se divulgará el resultado de la prueba y mucho menos la identificación de la persona.

 Por lo anterior, la funcionaria estatal destacó que las pruebas que resulten positivas se envían al lugar apropiado para que se realice la prueba confirmatoria sin costo alguno, y se brinde la atención médica y psicológica que se requiera, y se otorgará por el tiempo que sea necesario a los ciudadanos.

 Finalmente, señaló que en estas acciones el CENSIDA y los Programas Estatales de VIH/SIDA, realizaron en los módulos un estudio con la aplicación de un cuestionario con duración máxima de 15 minutos, el cual es anónimo y confidencial, y en donde la persona, si está de acuerdo, se le pregunta por servicios de salud que haya recibido, el uso del condón y riesgos que ha tenido de contraer el VIH.

Print Friendly, PDF & Email