La corrupción es un mal que ha dañado a las instituciones y a la sociedad, no es un fenómeno exclusivo o endémico de los mexicanos, pues hay países como Brasil, Estados Unidos o Alemania que han tenido sus casos particulares, es un fenómeno complejo que tiene múltiples causas y efectos, tampoco es algo nuevo en la sociedad, pero lo cierto es que el día de hoy se encuentra en niveles tan altos que dañan profundamente a la sociedad y han quebrantado a muchas instituciones, principalmente al gobierno.

Pero haciendo una revisión de estos casos de corrupción pareciera que hay dos constantes, primero: la formulación de denuncias y el destape de las cloacas, se dá en los gobiernos de transición, cuando gana un partido diferente al gobernante, ya que de otra forma si es del mismo partido pareciera que el código es proteger al que se va, aunque haya desfalcado al Estado y en segundo lugar la mayoría de los gobernantes exhibidos como corruptos son los emanados del PRI, los otros partidos lamentablemente no escapan de este fenómeno.
Hoy nos congratulamos con el Congreso Local de Campeche, que ha aprobado una serie de leyes para adecuar al ámbito local el Sistema Estatal Anticorrupción, siempre velando estar enmarcado en lo que dicta la Carta Magna, sin duda es un sistema que viene aparejado con normas que tienen que ver con la trasparencia de las instituciones, con la rendición de cuentas del gobierno en sus diferentes niveles y con las atribuciones o mayor facultad de las Auditorías tanto la Estatal como las de los municipios.

Print Friendly