El gobernador Alejandro Moreno Cárdenas y su esposa Christelle Castañón de Moreno, dieron el banderazo de salida a cerca de 50 toneladas de ayuda para damnificados de Chiapas y Oaxaca, que corresponde a la primera entrega de un total de 200 toneladas que Campeche enviará a esas entidades hermanas.

Poco antes del mediodía, junto al parador fotográfico que se localiza en el malecón de la ciudad, en presencia de funcionarios federales y estatales, y damas voluntarias, el matrimonio Moreno Castañón agitó las banderas en señal de salida de cuatro camiones que transportan no solamente víveres, sino medicamentos, material de curación, colchonetas, frazadas y casas de campaña.

“Hoy enviamos una primera ayuda gracias a la participación de miles de campechanos, que en un sólo equipo trabaja demostrando su solidaridad y compromiso con México para fortalecer las acciones de auxilio a favor de nuestros hermanos que han afrontado estos eventos trágicos”, enfatizó Moreno Cárdenas.

El mandatario hizo énfasis en su reconocimiento a los miles de campechanos que han apoyado la causa en una muestra de respaldo que calificó sin precedentes, e hizo un llamado a seguir aportando alimentos, productos no perecederos, de higiene y medicamentos como gasas, alcohol y jeringas, porque la ayuda también se enviará a otras entidades que han sido afectadas por los sismos de este mes como Morelos, Guerrero, Puebla y Estado de México.

Destacó que la brigada Campeche que se trasladó a la Ciudad de México con bomberos, médicos, socorristas y binomios caninos, ayer mismo estuvo prestando auxilio en la avenida Emiliano Zapata, en la delegación Tlalpan y en la fábrica de textiles de la colonia Obrera, contribuyendo al rescate de cinco personas. “Ellos son los orgullos hombres y mujeres de Campeche, ellos sí son héroes y tienen todo nuestro reconocimiento”, citó.

Moreno Cárdenas también extendió su reconocimiento a los voluntarios del Sistema DIF y de los organismos públicos y privados por el compromiso que han hecho patente con la población afectada y pidió a su esposa Christelle, ser el conducto para agradecer a las empresas que han apoyado las acciones de ayuda.

“Después de la tragedia que se ha vivido, México está trabajando en equipo. Miles de jóvenes como ustedes, han salido a recolectar víveres y apoyar las acciones. Este es el momento de sacar la unidad nacional y apoyar al país”, remarcó.

De 8 de la mañana a seis de la tarde, en el centro de acopio del Sistema Estatal DIF, ubicado en la mansión Carvajal ˗Calle 10, entre 51 y 53, colonia Centro- se recibe alimentos enlatados, colchonetas, medicamentos, casas de campaña, agua embotellada, alimento para bebé, artículos de limpieza, aseo personal y de curación.

 

Print Friendly, PDF & Email