El periférico “Pablo García y Montilla”, una de las más importantes obras de infraestructura vial construida en la presente administración estatal y estratégica para el desarrollo económico y social de la Península de Yucatán, se concluirá totalmente el próximo mes de agosto. A la fecha, la magna obra que representa una inversión cercana a los mil 650 millones de pesos, tiene un avance general del 85 por ciento.

Dio a conocer lo anterior el director general del centro SCT Campeche, Alejandro Lambretón Narro, durante una visita de supervisión donde informó en la actualidad se construyen los últimos tramos de la obra, correspondientes a un total de 6.5 kilómetros de carretera y los distribuidores viales Unión Autopista y Lerma.

El funcionario federal explicó que las obras que se encuentran en ejecución corresponden a 3.5 kilómetros  de longitud de la carretera ubicada entre los distribuidores viales Kalá y El Rey, así como dos kilómetros más del entronque  carretero del distribuidor vial Chiná I y Chiná II. En estas acciones se destina un total de 200 millones de pesos.

También se trabaja en la construcción de los distribuidores viales Lerma y Unión Autopista, y en un kilómetro de la carretera troncal del primer distribuidor. Los recursos que se invierten en estas obras ascienden a 340 millones de pesos.

supervision periférico-8

Lambretón Narro subrayó  que el proyecto inicial contemplaba una inversión de alrededor de 900 millones de pesos, pero posteriormente el presupuesto aumentó en 750 millones de pesos más, para poder atender las necesidades del proyecto, por lo que en total se estarán ejerciendo casi mil 650 millones de pesos.

Comentó que en el 2013, se destinaron 710.2 millones de pesos y el año pasado el monto fue de 399.7 millones de pesos. La meta construida hasta el 2014 llegó a los 20.6 kilómetros de modernización carretera y cinco distribuidores viales.

La construcción del periférico “Pablo García y Montilla”, que considera en general la modernización y ampliación de la carretera a cuatro carriles y siete distribuidores viales, contribuirá  al desarrollo económico y social de la Península de Yucatán; permitirá desarrollar con total seguridad para los conductores, velocidades de hasta 110 kilómetros por hora; reducir el peligro potencial de accidentes de tránsito; aminorar los tiempos de recorrido y evitar la circulación de tránsito pesado por vialidades urbanas, contribuyendo así a la disminución de la emisión de contaminantes.

Print Friendly, PDF & Email