Denunciando la corrupción de un elemento de la Procuraduría General de la República 50 comerciantes se plantaron en las instalaciones de esta dependencia federal durante la tarde de este viernes.

 Los inconformes señalaron que su mercancía, con un valor de un millón de pesos,  les fue decomisada cuando ingresaban a Champotón, a eso de las siete de la noche, tras una aparente inspección del camión en el que viajaban a la altura de “Villamar”.

Los elementos de la AFI  le hicieron la parada al camión tipo tortón en el que transportaban la mercancía, y los retuvieron por presuntamente trasladar productos ilegales por lo que fueron intimidados por  un agente conocido como “Santos Lugo”  quien para dejarlos seguir les solicitó “una mordida”.

Sin embargo los quejosos señalaron que al retornar de su viaje carecían ya de recursos por lo que le ofrecieron  200 pesos, lo que el elemento rechazo, ya que el elemento de l a AFI les solicitaba 35 mil pesos para dejarlos continuar su camino, pero al negarse se les decomiso todo su producto.

 “Para que nos mandan a los agentes federales, para que nos roben o para que nos cuiden, como vil ladrones se encaramaron en el tortón y se lo trajeron a Campeche, es casi un millón de pesos, supuestamente es mercancía pirata, si el gobierno no quiere que vendamos fayuca para que dejan entrar piratería al país” aseguró una de las afectada.

 Luego de plantarse afuera de al de delegación de la PGR en la capital campechana, una comitiva de  comerciantes ingresó a las instalaciones para sostener un diálogo para recuperar sus pertencias.

 Finalmente el delegado de la PGR, Antonio Pompa Rosado,  determinó que se haría la entrega de la mercancía nacional exclusivamente, misma que era aproximadamente tres cuartas partes del camión decomisado, siempre y cuando se comprobará con facturas, así como la declaración de por lo menos 10 comerciantes.

Print Friendly