Al sufrir un infarto fulminante al miocardio, J. del C.C.M. de 76 años murió cuando se encontraba trabajando como cargador en el mercado Pedro Sainz de Baranda.

Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 07:00 horas, cuando la víctima iba a subir unos huacales de tomate a su “diablito” cuando sufrió el ataque y por ello se desvaneció.

El cuerpo quedó a un costado de una rampa ubicada hacía la calle Costa Rica y dentro del principal centro de abastos de la ciudad.

La víctima se desvaneció y tras lo ocurrido personas que se encontraban en el lugar solicitaron el apoyo de los paramédicos a través del número de emergencia.

Después de varios minutos por el lugar pasó una ambulancia de Champotón cuyos paramédicos intentaron darle los primeros auxilios.

Los paramédicos confirmaron el deceso del cargado y por ello los elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) acordonaron el lugar.

El personal de la Fiscalía General del Estado arribó para llevarse el cadáver a las instalaciones del Servicio Médico Forense (SEMEFO) donde le realizaron la necropsia de ley la cual confirmó que la causa de la muerte fue un infarto.

El Ministerio Público tomó conocimiento del deceso al iniciar la Carpeta de Investigación correspondiente.

Al concluir los trámites de ley, el cadáver fue entregado a sus familiares para ser sepultado, la víctima deja a cinco hijos en orfandad y tenía su domicilio en la unidad habitacional de Villa Mercedes en esta ciudad.

Print Friendly, PDF & Email