Fotografía ilustrativa: Redes

La Fiscalía General del Estado (FGE) da a conocer que, siendo las 16:00 horas del jueves 11 del mes y año en curso, la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal con destacamento en el municipio de Champotón reportó al Ministerio Público de guardia el deceso de Adán Cano Moreno, quien falleció al ser confundido con un venado durante una cacería.

Tras conocer el hecho, el representante social, médico legista, peritos y Agentes Estatales de Investigación se trasladaron a cuatro kilómetros del ejido Lázaro Cárdenas, Champotón, donde al llegar confirmaron el deceso.
De acuerdo a las diligencias legales, asentadas en el expediente AP/4/2015/1026, se tuvo conocimiento que el miércoles 10 del presente mes y año, el ahora finado acordó con tres amigos ir de cacería.
Es así que el día en cuestión, alrededor de las 09:00 horas, el finado y sus amigos salieron de casa llevando consigo una carabina calibre .16 dirigiéndose a un terreno mecanizado, donde acordaron los puestos que ocuparían durante la cacería.
Seguidamente, se internaron entre el monte, por lo que Adán se quedó en una brecha y los otros tres ocuparon los lugares acordados; sin embargo, Cano Moreno se movió de su posición, por lo que uno de sus amigos lo confundió con un venado y le disparó con la carabina calibre .16 lesionándolo en el estómago.
Cabe señalar que Adán gritó, por lo que su compañero se asustó y al acercarse se percató que por error había lesionado a su amigo. Ante tal situación comenzó a pedir ayuda, pero no fue escuchado.
Desesperado, el sujeto efectuó cuatro disparos al aire, tratando de llamar la atención de sus compañeros para que lo auxilien, sin embargo, Adán no resistió por lo que falleció en el lugar de los hechos.
El cuerpo del hoy finado fue trasladado al anfiteatro de esa localidad, donde se le realizó la necropsia de ley, la cual reveló que la causa de la muerte fue traumatismo toráxico por proyectil de arma de fuego; luego de los trámites legales fue entregado a sus familiares para su inhumación.
Adán Cano Moreno contaba al morir con 31 años de edad, vivía en unión libre con Ruth Martínez Pablo, deja en la orfandad a cuatro menores de edad, era de oficio campesino, con domicilio fijo y conocido en el ejido Lázaro Cárdenas, Champotón.

Print Friendly, PDF & Email