Un supuesto pleito entre particulares terminó en el aseguramiento de tres personas de nacionalidad colombiana en un predio del barrio de San José, los sujetos fueron puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado por el Instituto Nacional de Migración (INM).

La madrugada del jueves el personal de Migración arribó a un predio ubicado en la calle 20 entre Victoria y Allende del barrio de San José.

Ahí se aseguraron a tres colombianos identificados como Andrés, Arley y Jonathan quienes quedaron a disposición del Ministerio Público por delitos contra la salud.

Tras lo ocurrido, Francisco Portela Chaparro abogado de uno de los asegurados manifestó que el problema es entre particulares y que las autoridades de Migración no debieron actuar como lo hicieron al cumplir una supuesta orden de cateo.

Pues manifestó que ellos solo son autoridades administrativas encargadas de verificar el estatus migratorio de las personas en el país.

De igual manera comentó que dos de los extranjeros están legalmente en el país e incluso ya tienen la nacionalidad mexicana, mientras que el tercero venía de visita a la ciudad.

Portela Chaparro mencionó que la persona que estaba de paseo denunció a los otros dos colombianos que viven en esta ciudad.

El motivo fue un pleito personal y por ello el extranjero pidió la intervención de las autoridades de migración para cumplir la supuesta orden de cateo.

Al quedar a disposición del Ministerio Público el extranjero denunció a los otros dos colombianos por delitos contra la salud.

En el caso del colombiano turista quedó en libertad, mientras que los otros dos extranjeros permanecen a disposición del Ministerio Público.

El abogado de los dos colombiano pidió a la autoridad ministerial esclarecer el hecho.

Print Friendly, PDF & Email