Por: Edgar León

Es cara la democracia, pero sería más cara la vida de un país sin su existencia, eso es innegable, hoy los mexicanos y los campechanos que tienen en sus manos la oportunidad de determinar su futuro, deben de tenerlo claro al emitir su voto.

Será este domingo en que más de 600 mil habitantes de toda la geografía tendrán en sus manos la determinación de su próximo gobierno, de los próximos seis y tres años respectivamente, elegirán a la figura de su gobernador, sus diputados locales, representantes de las juntas municipales, y diputados federales.

¿Es tan importante? Si, en sus manos se encuentra el destino inmediato de sus once municipios y de todas las generaciones que en este periodo podrán encontrar, o no, un cumulo de esperanzas y oportunidades.

En las urnas se depositan votos, pero también se deposita esperanza, se deposita confianza en un proyecto, y ese proyecto debe ser para cada uno de nosotros el que represente verdaderamente la oportunidad de un rumbo cierto, de propuestas que consoliden la estrategia adecuada para el manejo económico, político, financiero y contable de nuestra entidad.

No se trata del menos corrupto, de la más bella, ni del mas afable, se trata del proyecto concreto que haga que un Estado puede evolucionar, y destacar, es ahí donde radica la importancia de que todos y cada uno los enlistados en la lista nominal acudan a votar este domingo, cumplir con su deber cívico, pero también con su responsabilidad de ser parte del futuro de sus hijos, nietos, sobrinos.

El Instituto Electoral del Estado, el Instituto Nacional Electoral harán su parte, habilitaran mil 100 casillas en sus 524 secciones electorales donde desde las ocho de la mañana y hasta pasadas las seis de la tarde podrán emitir su sufragio los ciudadanos, teniendo algo claro, el voto es libre y secreto, y que su decisión si tiene influencia en el resto de su vida.

El campechano tendrá que decidir a sus mejores elementos entre más de 3 mil 725 candidatos, 10 son candidatos a gobernador, 378 candidatos a diputados por mayoría relativa, mil 131 para presidentes de ayuntamientos y sus cabildos, así como mil 232 que buscan presidir las juntas municipales.

Este será un trabajo titánico, para usted, y para mí, por eso es importante reflexionar en torno a la importante decisión de votar, la cual debe de ser por proyectos, por ese plan que usted analizó detalladamente, y que recoge cada meta necesaria para tener un mejor Estado.

Si ya decidió, vote y sí, convenza a los demás de hacerlo, un país mejor preparado tiene la capacidad de castigar, o de premiar en las urnas a los organismos políticos que lo merezcan, es tiempo de que todos y cada uno de los ciudadanos lo tengan claro la nación solo cambiara el día en que de forma masiva podamos afrontar las decisiones y para eso está la democracia.

Lo dije al principio, la democracia puede parecer cara, pero sería peor no tenerla, sería peor vicir en un país donde la decisión de la mayoría no tuviera importancia,  donde no se tuvieran garantizar para la libre expresion del pensamiento, donde los grandes o pequeños cambios no surgiera de una decisión razona y libre.

El reto de hoy,  y no de las autoridades, organizadores, partidos o demás,  sino de los ciudadanos es demostrar que somos una sociedad democrática, creyente que es la autoderminación de los pueblos, una de la más altas premisas de las sociedades.

Nos leemos en breve, mi twitter: @edgarleon84

Print Friendly, PDF & Email