Con la finalidad de evitar abusos al consumir, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizó un recorrido por el balneario público Playa Bonita, que este jueves registró un lleno total.

El delegado estatal de la dependencia Rafael Vicente Montero Romero, llevó a cabo una visita de inspección en el marco del Operativo de Semana Santa, en compañía del área de verificación y vigilancia con el objetivo de fomentar la denuncia entre los vacacionistas ante una anomalía.
Destacó que debido a la importante afluencia turística de la playa es de suma importancia la detección a tiempo de inconsistencias entre los comerciantes y clientes.
Acudió y verificó cada comercio instalado en el balneario, como la zona de alimentos y bebidas e donde los precios deben estar a la vista del consumir, así como ser claros para evitar confusiones que perjudiquen a alguna de las partes.
Señaló que no se han recibido quejas en la Profeco hasta la fecha, pero sí se han brindado asesorías sobre los derechos de los consumidores.

Print Friendly, PDF & Email