Ante la falta de respuesta de las autoridades de gobierno del Estado, y tras tres días de manifestación, mototaxistas de Hecelchakán decidieron tomar acciones radicales para llamar la atención del gobernador del Estado, Fernando Ortega Bernés, y del Instituto Estatal de Transporte (IET)y obtener las concesiones correspondientes y la liberación de dos de sus unidades.

Fue así que al medio día, y sin las medidas sanitarias correspondientes, los integrantes de este grupo decidieron extraer sangre de su cuerpo con algunas jeringas, para posteriormente realizar carteles de reclamo contra la autoridad de gobierno en turno.
Los inconformes encabezados por el candidato a la diputación federal del distrito 01 del Partido Humanista, José Luis Quej González, insistieron en denunciar corrupción al interior del IET, así como la falta de respuesta a las demandas en el tema de transporte público en la geografía del Estado, y muestra de ello es el caso de estos mototaxistas.

Sangre 1

“Esto es lo que se tiene que hacer para que se respeten los derechos constitucionales y los tratados internacionales al trabajo, es inaudito tener que sacarse sangre en personas anémicos por el hambre para que este gobierno insensible atienda las demandas del pueblo trabajador y hoy desempleado por las crisis inflacionaria” indicó el aspirante del PH.
En los letreros fue evidente el llamado de auxilio al jefe del ejecutivo estatal con mensajes como, “queremos trabajar señor gobernador”, pero los integrantes de este movimiento de la zona norte del Estado se dijeron desesperanzados por la falta de respuesta hasta el día de hoy.

Sangre 2

Print Friendly, PDF & Email