En peligro la temporada de camarón ante escases de producto y poca rentabilidad de la actividad por los altos costos del combustible de los barcos advirtió Francisco Márquez Zapata, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuícola (Canaipesca).

En rueda de prensa, en compañía de integrantes de la cámara detalló los problemas de productividad del sector que se arrastran desde hace algunos años, pero que en esta temporada se agravaron, responsabilizó directamente a la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) y  a la Delegación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Recordó que las afectaciones iniciaron desde el 2003 cuando se implementó el acuerdo 117 intersecretarial en donde se prohibió la pesca dentro de la zona exclusiva para Pemex, esto produjo la caída de ocho mil 500 toneladas a dos mil 100 toneladas actualmente.

Sumado a esto Márquez Zapata, apuntó que la CONAPESCA ha implementado las vedas sin éxito y sin beneficio al sector camaronero, además persiste la pesca ilegal, el coyotaje, las incesantes explotaciones sísmicas para la exploración de nuevos yacimientos petroleros, la contaminación, el cambio climático, entre otros factores que han causado el declive de este sector.

Acusó que la CONAPESCA no ha cumplido con sus compromisos, entre ellos regularizar el Programa de Inspección y Vigilancia, así como la inversión de ocho millones de pesos para los periodos veda, pues además de la veda temporal de seis meses, también hay una permanente de las 0 a las 15 millas aparte de las zonas de exclusión.

“El gobierno federal, la CONAPESCA, específicamente han implementado malas políticas pesqueras y por eso tienen a la industria camaronera y muchas otras pesquería en esta situación”, expresó.

Señaló que por su parte el Gobierno de Estado ha cumplido con su parte en los acuerdos para tratar de reactivar el sector, así como algunos diputados federales. Reiteró que la CONAPESCA solo argumenta que no hay recursos, cuando para otros programas como el de modernización que no es viables se destinan hasta un millón de pesos por embarcación.

Destacó que ante los costos elevados del combustible, han determinado y propuesto que la flota pesquera solo pague cinco pesos por litro de diésel, mientras se recuperan las cifras del 2003.

Ante este panorama, lamentó que actualmente solo logran exportar 20 por ciento de la producción de camarón por las tallas pequeñas y el 80 restante es para comercio local. “Antes era al revés se exportaba el 80 por ciento y se quedaba el 20, aunque el pequeño tiene mucho más valor en México que en el extranjero”, concluyó.

Print Friendly