La depresión tropical número 9 tocó tierra durante la noche del miercoles en las inmediaciones de la región de Sabancuy, y ya no representa una amenaza fuerte para el Estado, debido a que por su desplazamiento se irá degradando en intensidad.

Luego de encabezar la sesión permanente del Consejo Estatal de Protección Civil,  el gobernador Fernando Ortega Bernés, en conferencia de prensa dio a conocer que no se bajará la guardia y se mantendrá  la vigilancia permanente sobre el sistema atmosférico debido a que seguirá generando lluvias de moderadas a fuertes sobre los municipios de Carmen, Palizada, Escárcega, Candelaria y Calakmul, en tanto en el resto de la entidad podría generar precipitaciones de ligeras a moderadas.

Ante los representantes de la Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Raúl Gutiérrez Haaz y Alejandro Berinstain Hernández, el mandatario estatal ratificó que la suspensión de actividades educativas para todos los niveles se mantiene para este jueves, y precisó que tal decisión también considera a todo el personal docente.

Subrayó que no obstante que el pronóstico indica que el fenómeno meteorológico se irá desvaneciendo, no se moverán las medidas precautorias y de seguridad que se han establecido en atención a la política estricta de prevención, pues se mantienen los sistemas de alerta roja por acercamiento en los municipios de Carmen y Champotón; naranja en Palizada, y  amarilla en el resto del Estado.

Informó que en el kilómetro 45 de la carretera Isla Aguada-Champotón, se generó un deslave y casi de forma inmediata la Secretaría de Comunicaciones y Transportes tomó todas las medidas de protección y de aviso para quienes transitan por el área y ha iniciado el proceso de reparación  de las afectaciones.

El mandatario estatal hizo un reconocimiento al trabajo de coordinación y preventivo que se logró integrar entre las autoridades de los tres niveles de gobierno.

También reiteró su firme llamado a la ciudadanía para evitar tirar basura a las calles, pues con la presencia de las lluvias los desechos se han convertido en un serio problema que atenta contra la seguridad de la propia población.  

Durante la reunión del CEPC, Gutiérrrez Haaz, expresó el total respaldo del Gobierno de la República a Campeche para establecer mayores tareas de coordinación y externó el reconocimiento del Gobierno de la República por las medidas preventivas que los tres niveles de gobierno realizaron de manera oportuna para salvaguardar a la población.

Por su parte, el secretario de Educación, José Farías Maldonado con relación a la suspensión de clases en toda la entidad y niveles, abundó que la medida no solamente aplica a los alumnos, sino también a los maestros y únicamente se contará con la presencia al interior de los planteles del personal encargado de las tareas de vigilancia.

El meteorólogo Francisco Pérez Cel, explicó que el sistema tropical se mueve alrededor de los 11 y  15 km por hora hacia el sureste, por lo que se espera que conforme transcurran las próximas horas, además de irse adentrando al territorio, se degrade ligeramente.

El trayecto que tiene este sistema tropical sobre el Estado es hacia el sureste y tenderá a cruzar por  el municipio de Escárcega y  adentrarse por Calakmul, para posteriormente  cruzar hacia el mar Caribe entre las zonas de Belice y Quintana Roo, en un periodo  de las próximas  48 y 72 horas.

Señaló que este sistema ha dejado de ser una amenaza fuerte, sin embargo se mantendrán las precipitaciones en el transcurso de las próximas 48 horas.

En tanto, el director del Centro Estatal de Emergencias, Hugo Villa Obregón comentó que la aparición de una nueva  zona de vigilancia muy próxima a la Península de Yucatán, al norte de Cancún, no tiene posibilidades de desarrollarse como  ciclón tropical y por la probabilidad que existe de que se integre a la zona de inestabilidad prefrontal y se desplace a las inmediaciones de Cuba y Florida en los próximos días, no representa ningún peligro para Campeche.

Print Friendly, PDF & Email