Para denunciar  actos discriminatorios de Layda Bravo Rosado, directora del turno matutino de la primaria “Justo Sierra”,  se plantan en bajos de palacio de gobierno padres de familia.

Con pancartas en mano, y consignas contra la directiva del centro escolar acusaron que a sus hijos se les impide el acceso al centro de cómputo, encender la luz, y se pone en riesgo la integridad de los menores ya que en una bodega mantiene el extinguidor, y otros elementos necesarios para la prevención de riesgos. 

“Layda Bravo Rosado” viola los derechos de las niñas y niños, viola la constitución porque les niega condiciones adecuadas para su educación, está discriminando a nuestros hijos que estudian en el turno vespertino” acusaban los padres.

En las pancartas  los padres denuncian que se viola el artículo tercero de la constitución en el que se establece que  todo individuo tiene derecho a recibir educación, de forma gratuita, y sin distinción, como sucede con la actual directora, por lo que exigieron la intervención de las autoridades estatales para resolver esta situación.

Agregaron que los implementos de seguridad como el extinguidor,  se encuentran dentro de una bodega de la cual solamente ella tiene llave, lo que deja en riesgo a los menores del turno vespertino en caso de contingencia.

“Es grave la discriminación que hace, y el riesgo mayor, queremos que las autoridades resuelvan el caso, que el gobernador nos ayude” indicaron.

Print Friendly