El incremento en casos de bullyng es cada vez más notable en el Estado, y en esta ocasión llego incluso ante la Fiscalia General de Justicia, ante la incapacidad de solución de la Secretaria de Educación (SEDUC).

Al menos así lo denunció Verónica Arenas Marín, madre de familia y actual Tesorera de la Asociación de Padres de Familia en la Escuela Primaria “Adolfo López Mateos”, quien hizó pública la situación de riesgo a la que se enfrentan sus hijos en este colegio ya que no solo son victimas de sus compañeros de escuela, sino incluso de personas adultas.
La madre narró que a consecuencia de esta situación sus pequeños de 7 y 9 años de edad incluso dejaron de asistir a este centro educativo, una semana completa, por lo que procedió a formalizar su denuncia ante la FGJ y exigir a la SEDUC poner un alto a esta situación que cada día se agrava.

Denuncia 1

La mujer acusó directamente a, Carmen Salazar Arreola, ex presidente de la Asociación de Padres de Familia quien se ostenta como familiar del actual gobernador de Campeche, Fernando Ortega Bernés, y quien dice bajo la “protección” del jefe del ejecutivo estatal mantiene el control de la “López Mateos”.
Reveló que los problemas surgieron tras recibir el nombramiento como Tesorera de la Asociación por lo que fue objeto de chismes y acusaciones, mismas que en un principio considero inofensivas, sin embargo han ido creciendo hasta vincularla con delitos de robo de identidad, y otros actos delictivos.
Pero no obstante con esto indicó que sus hijos comenzaron a ser victima de la ola de ataques, siendo después la ola de acusaciones contra los mejores, generando bullyng por ex integrantes de la misma asociación y dañando la integridad de sus hijos.
“Yo interpuse una denuncia por mis hijos de siete y nueve años, desde el pasado año sufro acoso de tres señoras que me achocan delitos como robo de dinero, cobro de cuotas, hay un monton de cosas que nada que ver siempre he pasado los número a la escuela y directiva y le he entregado cuentas al director y no le tomaba importancia hasta la semana pasada porque a mi hija en el receso le gritaron “Negra”, y les están atacando y por eso pongo una denuncia por odio” explicó.
La mujer insistió en que “la escuela esta secuestrada” lo que se hizo de conocimiento del director de la Escuela quien dijo se trataría de controlar a los niños que hacen bullying.
Por último lanzó un llamado al gobernador del Estado para lograr la aplicación de la justicia en este caso y defender a sus pequeños quienes se mantienen en indefensión desde Noviembre del año pasado.

Print Friendly, PDF & Email