“El  asesinato de un ciudadano a manos de la policía en Hopelchén es sólo la muestra más trágica de una realidad cotidiana. El abuso policíaco es cosa de todos los días, sea en forma de revisiones arbitrarias a jóvenes con mochila por el grave delito de lucir “sospechosos” o cualquiera de los incidentes que se dan en el contacto de los ciudadanos con los representantes de la Ley”.

Esto denunció en conferencia de prensa Carlos Plata Gonzalez, Coordinador Estatal de Movimiento Ciudadano quien dijo que los casos de Bolonchén, como Iguala, es sólo la parte visible de algo más grande.
Acompañado de Manuel Ramos, Gerardo Ek Ché, y  Jose Santamaria, representantes de MOCI, señaló que  la descomposición en el tema de seguridad se refleja en que en los últimos 17 meses la CEDH ha recibido quejas de agravios de la policía a 50 ciudadanos, en 30 casos de “brutalidad policíaca”.
“No estamos hablando de “casos aislados, golpes a detenidos y sometidos, vejaciones, maltrato emocional, detenciones arbitrarias y diversas formas de abuso y tortura son el tenor de las denuncias. Bajo estas prácticas, es sólo cuestión de tiempo para que “se les pase la mano”. Y en Bolonchén llegó al extremo. Pero, ¿cuántos casos más no son denunciados?” cuestionó Plata Gonzalez.
El mocista dijo entender  ser Policía es uno de los trabajos más demandantes, pero que la clave para mantener adecuados niveles en estos segmentos son la capacitación y formación, lo que se esperaba se cumpliera  con la creación de la Academia de Policía.
Por lo que por último indicó para Movimiento Ciudadano, es momento de atender la formación de los elementos de la Policía y PGJ, así como tomar medidas y revisar los modelos de preparación en la Academia de Policía.

Print Friendly