Aplica el Consejo Estatal de Seguridad Pública (CESP), a través del Centro de Control y Confianza (C-3)la tercera y última etapa de evaluaciones de aplicación de los exámenes de control y confianza a 850 elementos, de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección a la Comunidad (SSPyPC) y de las policías municipales.

En esta última fase los agentes son sometidos cada dos años a las evaluaciones de permanencia para obtener la certificación y consiste en la aplicación de exámenes médicos-toxicológicos, psicológicos, socioeconómicos y de polígrafo.

El objetivo es que quienes conforman las policías estatal, municipales y ministerial, mantengan el grado de confiabilidad para ser los  encargados de la Seguridad Pública. Del resultado de esta certificación se determina el ingreso, así como la permanencia de los agentes policíacos de las diversas corporaciones.

En  la evaluación médica-toxicológica se aplican exámenes para determinar el estado de salud de los agentes y para detectar si son adictos a la cocaína, mariguana, benzodiazepina, barbitúricos, anfetaminas o metanfetaminas.

Los métodos y protocolos para la toma de muestras incluyen la supervisión ocular de personal calificado y de los propios evaluados mediante estrategias de control para garantizar que sean las que les corresponden y no haya ningún tipo de alteración.

Asimismo, las evaluaciones psicológicas, socioeconómicas y de polígrafo se rigen bajo estándares y mecanismos de certificación totalmente confiables y son plenamente inalterables.

Cabe señalar que Campeche fue el primer Estado en alcanzar la certificación del 100% de sus policías. La aplicación de estas evaluaciones es constante y permanente.

Print Friendly, PDF & Email