Incrementan las denuncias en contra de los elementos de vialidad que forman parte de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y de su director, Dimitrit Antonio Molina Castillo, ante la ola de abusos cometidos en contra de los ciudadanos.

De manera anónima llegó ante este medio de comunicación la denuncia de un usuario, que tras la compra de su vehículo, que fue entregado el pasado fin de semana, fue retenido por los elementos de la patrulla 357, bajo el pretexto de no poseer placas, e ingresado al corralón de la ciudad por no aceptar ofrecer una prebenda a los “guardianes del orden”.

Los elementos de vialidad justificaron la detención del vehículo porque carecía de documentos legales para transitar, sin embargo, el usuario indicó que la unidad motriz acababa de ser entregada por parte de la empresa de autos, lo que comprobó con la carta factura expedida el mismo día, además les señaló que al no ser un día hábil para realizar el trámite ante las instancias adecuadas no sería procedente el emplacamiento o solicitud de un permiso provisional.

Al no ver cumplidas sus exigencias uno de los elementos de vialidad violentando los derechos constitucionales se subió al vehículo particular del denunciante, y lo obligo junto con su compañero a dirigirse desde la Avenida López Mateos hasta el corralón de “Grúas de Campeche”.

La retención del vehículo de forma “ilegal” derivo en la imposición de una multa, lo mismo que el cobro de los supuestos servicios de grúa, así como actos para amedrentar al nuevo dueño de la unidad motriz quien lanzó un llamado al gobernador del Estado, Alejandro Moreno Cárdenas, y al titular de la SSPCAM, Jorge Argaez Uribe, a poner orden ante la incapacidad evidente del director de vialidad, así como sus elementos, por sus irregulares formas de aplicar la ley.

Print Friendly