Con el inicio de la temporada de calor, aumentan las enfermedades gastrointestinales, por esta razón, se  exhorta a toda la población a no bajar la guardia y cuidar el consumo de alimentos, sobre todo en la calle.

Así lo dio a conocer el delegado estatal, Dr. Álvaro Emilio Arceo Ortiz, quien precisó que en el año 2016, la institución registro 19 mil 645 casos de enfermedades gastrointestinales, mientras que en el 2017, se contabilizaron 17 mil 786 casos.

“Existen alimentos que por sus propiedades, sumado a las altas temperaturas se descomponen con mayor rapidez, como son el pescado, las carnes, productos congelados, frutas, entre otros”, dijo.

Asimismo, detalló que los niños y los adultos mayores presentan el mayor número de registros por problemas gastrointestinales en la entidad y en todo el país, ya que son los más vulnerables, razón para tener mayor cuidado en ambos.

Entre los síntomas característicos de una enfermedad gastrointestinal se encuentran: Nauseas, vómito, mareos, calambres musculares, cansancio y calentura en casos más severos.

De igual forma, el funcionario precisó la importancia de desinfectar frutas y verduras, ingerir abundantes líquidos, evitar consumir alimentos en la calle, lavarse las manos correctamente antes y después de ir al baño y evitar enfermarse.

Print Friendly, PDF & Email