El Photoshop fue “cruel” con Jennifer López y literalmente le arrancó un pedazo de cintura en una imagen que publicó en su cuenta de Instagram, lo que provocó burlas y críticas en la red social por el obvio e inconcluso retoque digital en su cuerpo.

En la selfie la artista neoyorquina de 47 años intentaba presumir su tonificado abdomen con sus 66 millones de seguidores, pero por un descuido en el retoque digital aparece un hueco al costado de su cintura, como si la hubieran mordido.

La actriz y cantante, harta de las acusaciones sobre la manipulación fotográfica de su cuerpo, respondió en su perfil de Instagram.

“Oh por Dios, es solo una mancha en mi espejo, no es Photoshop”, escribió JLo.

Hasta el momento la polémica foto ya supera el millón y medio de likes en Instagram.

 

Print Friendly, PDF & Email