Saúl Álvarez y Gennady Golovkin se vieron las caras nuevamente rumbo a la revancha a realizarse el próximo 5 de mayo, después que su primera batalla terminara en decisión dividida.

La noche transitaba tranquila con el show preparado para el evento, sin embargo, hubo un momento en el que el intercambio de palabras y recriminaciones se hizo presente.

El primero en salir fue el peleador kazajo. Con llamativo atuendo en color lila y de buen humor, ‘GGG’ saludó a la distancia a los asistentes. Posteriormente apareció el tapatío, con elegante atuendo y con “México lindo y querido” sonando mientras avanzaba frente a la multitud.

Álvarez y Golovkin se dieron la mano y posaron frente a frente en el entarimado para calentar el primer encuentro de esta gira promocional.

“Yo me sentí ganador en la primera pelea, pero gracias a Dios está esta oportunidad para demostrar quién fue el mejor. Ambos nos sentimos ganadores, pero ahora tenemos esta pelea para confirmarlo”, dijo el mexicano en su primera oportunidad al micrófono.

Por su parte Golovkin se mostró tranquilo al hablar sobre lo que pasó en su primer episodio arriba del ring.

“No lo hice mal en la primera pelea, pero confío en mi poder y en mi estilo para la segunda”, mencionó.

Los ánimos se calentaron cuando ‘Canelo’ llamó mentiroso a Golovkin, por asegurar que en la primera pelea lo iba a noquear en el sexto round, pero lo hizo refiriéndose a Abel Sánchez, entrenador del kazajo, con quien ya había tenido un pique por descalificaciones al tapatío.

“Te lo digo a ti porque tu peleador no dice nada, no habla”, dijo Álvarez.

“Deja correr y te va a noquear”, respondió el preparador de Golovkin.

Chepo Reynoso, entrenador del ‘Canelo’, se mantuvo sobre la misma línea de Álvarez y calló a Sánchez por catalogar al tapatío como un ‘correlón’.

“Cuando terminó la pelea estábamos confiados de haber ganado porque Saúl hizo lo necesario para hacerlo, pegó más y lo conectaron poco, eso es necesario para ganar, pero los jueces vieron otra cosa. Saúl va a ganar y por nocaut”.

“Los que tienen que hablar son Canelo y Golovkin con los guantes y arriba del ring. No hay que hablar lo que hace una esquina o la otra, si uno correo o no, ellos son los que tienen que demostrar”, respondió Reynoso.

Sobre la sede del combate, ‘Canelo’ dejó en claro que él pelea donde sea, haciendo alusión a una posibilidad que hubo de hacerlo donde tuviera más apoyo.

“Dicen en México que ‘el que es perico donde quiera es verde’. Yo peleo donde sea, eligieron las vegas, yo no me encargo de eso. Decían que le tenía miedo en la primera pelea y aquí estoy nuevamente”, dijo. “Somos dos profesionales y nos queremos noquear, pero nosotros no necesitamos vender la pelea diciéndonos cosas”, agregó.

El promotor de Saúl Álvarez, Óscar de la Hoya, habló un poco sobre el trabajo que se hizo para pactar esta revancha. “Con dos peleadores que se tienen ganas, las negociaciones fueron fáciles. El 5 de mayo veremos una explosión”, dijo.

Por su parte, Mauricio Sulaimán destacó lo especial que es para los mexicanos la fecha en la que se llevará a cabo la pelea y felicitó a los promotores por conseguir la segunda parte del combate.

El evento terminó con un nuevo careo entre ambos y sin más incidentes.

Esta es la primera parada de la gira promocional de la segunda pelea entre ‘Canelo’ y ‘GGG’, a disputarse el próximo 5 de mayo en Las Vegas, Nevada.

Print Friendly, PDF & Email